DIFERENTES MODALIDADES DISPONIBLES: Presencial / E-learning / A distancia

Novedades

DECENAS DE MUERTOS EN OKLAHOMA POR EL IMPACTO DE UN TORNADO

Martes 21 de mayo del 2013

Oklahoma ha sufrido el devastador impacto de un tornado con vientos a más de 300 kilómetros a la hora. Pese a las previsiones y a los avisos a los ciudadanos, todas las precauciones fueron insuficientes para evitar la muerte de 91 personas, entre ellas al menos veinte niños, según fuentes oficiales, y se prevé que ese número aumente porque hay más de 100 heridos y las autoridades buscan todavía a 24 alumnos de una escuela. Dos escuelas de Moore, suburbio al sur de la capital, quedaron totalmente devastadas, con los estudiantes en su interior ya que se consideró que sería mejor para ellos guarecerse en el colegio.

Las imágenes de destrucción en Moore resultaban sobrecogedoras. En pocos minutos se acumuló una cantidad enorme de casas destruidas. De inmediato se pusieron manos a la obra los servicios de emergencia, entre gritos de personas sepultadas que pedían socorro. Varios niños fueron liberados con vida de entre los escombros, pero no se descartaba esta madrugada que todavía pudiera haber bastantes más personas atrapadas.

La destrucción era generalizada, coches destrozados, a pedazos, u árboles arrancados de cuajo. En la escala de tornados se clasificó como el segundo más poderoso que se ha registrado.

La escuela de primaria Plaza Towers “ha desparecido en dos minutos”, declaró uno de los vecinos. Las imágenes de la televisión local mostraban kilómetros de zonas residenciales completamente arrasadas. En muchas residencias se declararon incendios, en especial en el citado núcleo de Moore y en Newcastle, los dos al sur de Oklahoma City. Los ciudadanos decían que jamás habían visto nada igual.

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que informó que el presidente Barack Obama seguía muy de cerca lo sucedido. Obama estuvo en contacto en todo momento con la gobernadora del estado, Mary Fallin.
El inmenso tornado se produjo después de que la madrugada anterior se registrara otro que, en principio, dejó dos víctimas mortales, una treintena de heridos y 300 casas destruidas.

Fuertes tormentas sacuden estos días la región central de Estados Unidos sobre las que se abaten los tornados, y la alerta de las autoridades se extiende por una amplea área, de Texas, en el sur, a la zona de los Grandes Lagos, en el norte.



Fuente: LAVANGUARDIA.COM